La importancia de la vitamina D en esta crisis sanitaria provocada por el Covid-19.

30 abril 2020 | Isabel Guezuraga Fuldain | Sin comentarios

 Cuáles son los verdaderos colores del Sol, la Luna y cada planeta ...

En cada edición del programa “Maremágnum”  (Uribe Fm, 107.8), siempre nos preocupamos y ocupamos por la salud. Y máxime en estos tiempos tan convulsos que nos han tocado vivir. En esta ocasión, me gustaría concienciaros sobre la importancia de la vitamina D en esta crisis sanitaria provocada por el Covid-19.

El Covid-19 es más mortífero y más peligroso que la gripe normal por su  gran capacidad de contagio, que ha facilitado su rápida expansión por todo el mundo, convirtiendo la enfermedad en una pandemia. Por tanto, lo verdaderamente fundamental es bajar la probabilidad de contagio. Para ello, además de seguir las recomendaciones que ya todos conocemos (confinarse en casa, lavarse muy bien y con frecuencia las manos utilizando agua, jabón y/o gel hidroalcohólico, usar mascarillas…) hemos de darle la importancia que se merece a la vitamina D.

Esta vitamina tiene múltiples beneficios: crecimiento y desarrollo en la infancia, prevención de osteoporosis en adultos, mejora de los sistemas cardiovascular y muscular, menor riesgo de padecer diabetes, alergias, cáncer… y, lo que más nos interesa en esta pandemia, fortalecimiento del sistema inmunológico. Aunque su acción principal es facilitar la absorción del calcio en el tubo digestivo, en estos últimos meses han aparecido publicaciones científicas que sugieren que la vitamina D puede mejorar las defensas y ayudar a proteger contra la infección por coronavirus.

Parece que en muchos estudios e investigaciones que se han llevado a cabo, se han relacionado los niveles bajos de vitamina D con una mayor probabilidad de contraer la gripe. Y esto se debe al gran papel que ejerce la vitamina D como activador del sistema inmune. Un dato a tener muy en cuenta: la mejor forma de aumentar nuestros niveles de vitamina D es tomar el sol sin protección solar (porque hace efecto pantalla), pero durante poco tiempo. Bastan 30 minutos al día exponiendo al sol el rostro y las manos para producir suficiente vitamina D.

En estos tiempos de confinamiento y desescalada, se puede realizar la exposición al sol en los balcones o en las ventanas, pero estando abiertas para que el sol nos llegue directamente a la piel (los cristales detienen completamente la radiación ultravioleta).

Otra forma de tomar vitamina D es ingerir suplementos (con prescripción médica) y/o alimentos que contengan esta vitamina. Los alimentos más recomendados son: el atún, el salmón, el marisco, el hígado vacuno, la yema de huevo, los lácteos (leche, queso, yogur y mantequilla), las almendras, las pipas de girasol, el champiñón y el aguacate.

¡Tomemos muy en serio a la vitamina D!

 

No Response a “La importancia de la vitamina D en esta crisis sanitaria provocada por el Covid-19.”

Deja tu comentario

Categorías