¡En invierno qué sano es EL PUERRO!

25 enero 2016 | Isabel Guezuraga Fuldain | Sin comentarios

 

Estamos en invierno, estación en la que tenemos un gran aliado para hacer frente a los resfriados: EL PUERRO, pariente del ajo y la cebolla y originaria probablemente del Asia Central. Los romanos lo utilizaban para curar afecciones de garganta y pulmones.

 

Puede consumirse cruda, en ensaladas o cocida, siendo una hortaliza muy rica en minerales (calcio, hierro, azufre, potasio, manganeso, silicio y selenio) así como en vitaminas. Consumirla regularmente ayuda a las defensas del cuerpo. Y es estupenda para las personas que padezcan de estreñimiento y hemorroides, porque contiene mucho mucílago (sustancia viscosa) y celulosa.

 

Esta verdura de fácil digestión posee propiedades preventivas, depurativas y curativas. Sí, curativas, siendo numerosas sus propiedades medicinales: en el aparato digestivo combate la aparición de bacterias y hongos, ayuda en el tránsito intestinal, evita la flatulencia, disminuye el nivel de colesterol en sangre, previene la formación de varices, es beneficiosa en caso de resfriados o bronquitis, ayuda en casos de reumatismo, artritis o gota, ayuda a evitar la anemia y combate la cistitis.

 

¡El puerro es, en honor a la verdad, una joya en esta época del año!

 

No Response a “¡En invierno qué sano es EL PUERRO!”

Deja tu comentario

Categorías