El poder curativo de LA RISA.

28 noviembre 2016 | Isabel Guezuraga Fuldain | Sin comentarios

 

Reír. Reír es natural, pero se nos olvida. Actualmente son numerosos los psicólogos que están alabando los efectos curativos de la risa, la sonrisa, el optimismo… Incluso la risoterapia se ha puesto de moda.

 

Imagen relacionada

 

Se ha comprobado que la risa origina en el ser humano una serie de estímulos favorables e, incluso, los enfermos de cáncer tienen una mejor resistencia. Entonces, la pregunta es: ¿por qué nos reímos tan poco? Hay que recordar la importancia de reírnos. Tenemos que compartir algo tan sencillo como la risa, que estamos perdiéndola en la civilización occidental. La risa mejora la salud global: riámonos con la boca, con los ojos, con el cuerpo y con el alma.

 

Y como siempre me gusta hacer en el apartado de Salud del programa radiofónico, a continuación os voy a dar una lista con las poderosas virtudes de la risa:

 

- Actúa como analgésico contra el dolor. Las endorfinas (hormonas de la felicidad) tienen la capacidad de aliviar el dolor y lo mejor para segregarlas es reír y estar de buen humor. Fácil.

- Mejora la circulación y regula la presión sanguínea.

- Incrementa la oxigenación, ya que los pulmones aprovechan al máximo su capacidad y movilizan el aire residual.

- Masajea los órganos internos.

- Refuerza el sistema inmunitario: al reír se multiplican los leucocitos o glóbulos blancos de la sangre, provocando una barrera defensiva contra los microbios.

- Mejora la evolución de la diabetes.

- Da bienestar.

- Se acentúa la eliminación de toxinas.

- Activa simultáneamente los dos hemisferios del cerebro.

- La risa nos sitúa en el aquí y el ahora: disuelve la ansiedad por el futuro, el remordimiento por el pasado y la angustia por el presente.

- Al reír se disipan las ideas pesimistas y el mal humor, así como también disminuyen las emociones negativas (ira, celos, envidia…).

- Además, cuando reímos segregamos más adrenalina, lo que potencia la creatividad y la imaginación.

 

Así pues,  ¡a reír se ha dicho! Regalemos la mejor de nuestras sonrisas, porque vale mucho para el que la recibe y no nos cuesta nada.

No Response a “El poder curativo de LA RISA.”

Deja tu comentario

Categorías