Conejo al ajillo.

21 febrero 2019 | Isabel Guezuraga Fuldain | Sin comentarios

Aunque el uso de la carne de conejo en la cocina no está muy extendido, es una de las carnes más saludables que existen. Posee muchas propiedades nutricionales, tales como proteína, vitamina B, fósforo y potasio. Además, es un alimento hipocalórico. Es muy versátil, ya que se puede consumir guisado, estofado o como ingrediente de arroces; los conejos de un kilo son los mejores para que salga tierno. Antes de su preparación, es fundamental la limpieza y, por ello, aunque nos lo sirvan limpio, hay que repasar siempre y asegurarse de que está perfectamente limpio.

Resultado de imagen de conejo al ajillo

- Ingredientes (para 6 personas):

- dos conejos de 1kg. aprox. cada uno                                  – guindilla

- aceite de oliva virgen extra                                                  – sal y vinagre

- 4 dientes de ajo                                                                   – una copa de vino blanco

- Elaboración:

Cortamos en trozos (cada uno puede trocearlo como quiera) y le ponemos sal.

Primeramente, en una sartén ponemos a calentar aceite de oliva con dos dientes de ajo sin pelar; dejamos que se doren y los retiramos. En ese mismo aceite caliente, colocamos los trozos de conejo y los freímos hasta que estén dorados. Y los sacamos a una fuente.

Después, en la sartén ponemos los otros dos dientes de ajo laminados y la guindilla; cuando estén empezando a dorarse los ajos, añadimos el conejo, un chorro de vinagre y la copa de vino blanco. Lo rehogamos todo, tapamos y lo dejamos cocer unos 5 minutos a fuego medio. Apagamos y dejamos reposar un rato.

Listo para servir y degustar, acompañado de una ensalada de lechuga. No acompañarlo con patatas como guarnición; en el caso del conejo estofado o guisado sí se emplean las patatas, pero en la receta de conejo al ajillo no es aconsejable.

Espero que os guste este plato.

No Response a “Conejo al ajillo.”

Deja tu comentario

Categorías